El gourmet, o persona con gusto delicado y exquisito paladar, conocedor de los platos de cocina significativamente refinados, que tiene la capacidad de ser catador de talentos de gastronomía al probar el nivel de sabor, fineza y calidad de ciertos alimentos y vinos, suele suceder que  su gusto no solamente se enfoca hacia la comida, sino que también se extiende por el buen vestir y la buena música.

La presentación, desde las composiciones más sencillas hasta las más laboriosas como, por ejemplo, los adornos florales comestibles, es muy importante. Ser gourmet es, al mismo tiempo, poseer un cúmulo de experimentados conocimientos en la materia gastronómica, una filosofía 

(Gastrosofía); así como sostener un estilo de vida, ser gustoso por los mejores sabores, y por lo tanto selectivo.

La comida en el cine

Luis Buñuel:                                                                    Marco FerreriLa gran comilona 

El discreto encanto de la burguesía  (1972)            La grande abbuffata) (1973)

Vino en la cultura

 

El vino ha tenido durante la historia una reputación mayor que otras bebidas alcohólicas. En el arte griego y romano dio lugar al arte báquico.

El vino acompaña a la humanidad desde hace casi ya más de 7.000 años.  No es de extrañar que los usos proporcionados por el vino durante este tiempo hayan sido más que lúdicos. En la historia se puede ver como su ingesta se ha asociado en las diferentes culturas a rituales religiosos (culto a Dionisios en la Grecia Clásica), alquímicos, mágicos, culinarios, medicinales, etc.

Château Petrus, el mejor vino del mundo

Color y aroma intensos, untuoso al paladar y con un equilibrio superior al de cualquier Burdeos. Esta podría ser la opinión de cualquier sumiller o experto catador de vinos cuando prueba el que es considerado uno de los mejores “caldos” del mundo. Intentar hablaren esta reseña de él conlleva una gran dificultad además de una temeridad.Trataremos de acercar a nuestros lectores, estudiosos y curiosos el Burdeos mas exclusivo y legendario de la historia, elChâteau Petrus.

El secreto de un Petrus, celosamente guardado por su maestro enólogo Jean Claude Berrouët, pasa por envejecer en barrica de roble francés un periodo de entre 24 y 26 meses y se embotellan los caldos que serán puestos en circulación tras su reposo o bien los que formarán parte de los “Grand Vins” los que no verán la luz hasta dentro de 12 ó 15 años, las añadas míticas de la firma.

Adquirir un Petrus ronda los 670 euros de un Reserva del 92, a los 1.200 euros de un Reserva del 94 y hasta los 15.000 euros de un Grand Vin reserva del 61.

Bod. Castello Romitorio, de Sandro Chia

La vendimia en Montalcino, pequeño municipio medieval en el corazón de Toscana, es a menudo una cosa bastante familiar.En la bodega Castello Romitorio, de Sandro Chia, tan sólo nueve personas recogen uva en un valle de olivos y cipreses, con una abadía del siglo XII, fundada por Carlomagno, al fondo. El tiempo es templado, con una brisa de perfume selvático. Trabajan sin mucha prisa, conversando, y alguno hasta fuma. No cogen todas las uvas, sólo las buenas, y no es un gran viñedo, sino más bien pequeño. Es un lugar de tanta belleza y armonía, en un momento tan cuidadosamente elegido -las tres primeras semanas del otoño-, que casi parece natural que aquí nazca el mejor tinto del mundo, el Castello Romitorio Reserva de 2004, según el International Wine Challenge (IWC), el más prestigioso certamen vinícola. Para saber por qué y cómo se hace este tinto oscuro y potente, lo mejor es acercarse a la cuna del Brunello, uno de los caldos más célebres del mundo.

La finca de Sandro Chia tiene una entrada majestuosa, un camino que asciende entre cipreses. Aunque lo más cautivador de esta historia es que la protagoniza gente que antes no tenía ni idea de vino, pero que se lanzó a ello movida por la búsqueda de la belleza y el misterio de la tierra. Sandro Chia, de 64 años, ya es conocido sin necesidad de su vino. Es un pintor y escultor de fama internacional. Había vagado sin un duro por la India, Afganistán y Pakistán con una 'lambretta' antes de asentarse en Nueva York y conocer el éxito. En 1984 recibió una llamada de un amigo que solía buscar casas raras para artistas. Le dijo que tenía algo para él en Montalcino. Romitorio era un torreón abandonado, comido por las hiedras, en un terreno salvaje. Le gustó. Y pensó que allí podría hacer vino. «Era parte de la poética del lugar, el Brunello de Montalcino es una pura extravagancia inventada en el XIX por 'gentlemen' que no tenían otra cosa que hacer. El vino me atraía como artista, el arte del vino…

Hablo sobre la Toscana, y como se acaba de demostrar no es por casualidad que hable de esa región, hablo también de la belleza y de cómo esta te acerca a la armonía, a la perfección. Hoy en día no basta solamente con hacer un buen vino –o el mejor-, has de vestirlo bello, tienes que guardar una consonancia entre el interior y el exterior, somos humanos y nos atrae la belleza, está en nuestros genes.

Aceite de Oliva

El Aceite de Oliva.

 

 El aceite de oliva y la cultura mediterránea

 

El aceite de oliva es uno de los símbolos máximos de la mediterraneidad junto con la vid y la higuera. Desde hace cinco milenios las múltiples civilizaciones que se han desarrollado en torno al Mediterráneo han mantenido el aceite de oliva como uno de los elementos constitutivos de sus respectivas culturas. 

Las propiedades dependerán en gran medida de la variedad de aceituna empleada, de la forma en la que se procesó el aceite y de los procedimientos de almacenado.

La acidez de un aceite de oliva viene determinada por su contenido en ácidos grasos libres (es decir, que no formen parte de algún compuesto lipídico) y se expresa por los gramos de ácido oleico por cada 100 g de aceite. Estos grados no tienen relación con la intensidad del sabor, sino que son una pauta para catalogar los aceites de oliva.

Botella de aceite de oliva procedente de Imperia en Liguria, Italia.

 La calidad del aceite de oliva se juzga por sus propiedades organolépticas y por su contenido de ácidos grasos libres

 

anterior                                                                                                        siguiente